logo acodal comunicados

Comunicado a prensa

Comunicados
Visitas: 1,365
[et_pb_section admin_label=”section”][et_pb_row admin_label=”row”][et_pb_column type=”4_4″][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”center” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

Comunicado a prensa

[/et_pb_text][et_pb_text admin_label=”Text” background_layout=”light” text_orientation=”left” use_border_color=”off” border_color=”#ffffff” border_style=”solid”]

La Junta Directiva de la ASOCIACIÓN COLOMBIANA DE INGENIERÍA SANITARIA Y AMBIENTAL, ACODAL, SECCIONAL OCCIDENTE, después de haber efectuado una serie de reuniones técnicas, análisis y consultas con varios profesionales y con varias entidades involucradas en el tema y conocer el estado del arte de las propuestas y estudios para lograr un suministro de agua en forma constante, permanente y de calidad para nuestra ciudad de Cali en el presente y en el futuro, se permite presentar una historia cronológica y manifestar su criterio y sus sugerencias de manejo técnico, administrativo, ejecutivo y gerencial, al respecto:

1.- La responsabilidad constitucional por la prestación de los servicios públicos y en este caso el del agua potable y el del saneamiento básico, recae en cabeza de la administración municipal de cualquier municipio de Colombia.  Para ello, el municipio puede tener una o varias empresas que los presten. La ciudad de Cali, creó hace más de 70 años a EMCALI E.I.C.E. E.S.P., con ese fin.

2.- Dentro de una ordenada planificación integral y oportuna que manejaba EMCALI, se desarrollaron procesos que dieron origen al estudio denominado “Estudios de mejoras y ampliaciones al acueducto de Cali” ejecutado entre los años 1988 y 1990, que planteó la obtención del agua para la Cali del futuro, a través de cuatro grandes fuentes: Las del Pacífico, las de la Cordillera al Sur, las del río Cauca al Sur y las de aguas subterráneas.

3.- En 1992, entre los meses de julio a octubre, el país vivió una época de fuerte sequía, que obligó a efectuar racionamientos de agua y energía y Cali no fue la excepción. A raíz de ello, se aceleró la búsqueda de las soluciones de todo orden. Se puso en práctica, una de las opciones de suministro de agua del estudio indicado, que se refería al uso de las aguas subterráneas. Se perforaron inicialmente 4 pozos a 400 m de profundidad, de 160 L/s cada uno, que sirvieron en forma adecuada para varios años en la zona oriental. Posteriormente, se construyó un quinto.

[/et_pb_text][/et_pb_column][/et_pb_row][/et_pb_section]

¡Queremos conocerte más!

Donaciones para adopción de parques, siembras y jornadas ambientales

¡Haga visible su empresa! Participe comercialmente en nuestros seminarios, cursos y eventos, consulte aquí